Boletín Eclesiástico

Rate this item
(22 votes)
Guatemala de la Asunción 5 de mayo de 2017

EDITORIAL

En este mes conmemoramos varios acontecimientos importantes el Centenario de las Apariciones de la Virgen de Fátima y la celebración del día de las madres, entre otros. Haciendo referencia a la Virgen María, bajo la advocación de nuestra Señora de Fátima, unimos nuestro canto al de  María para proclamar los prodigios del que nos llamó a salir de la oscuridad a la luz (Cf. 1Pe 2,9). Tengamos siempre presentes las palabras de nuestro Arzobispo Metropolitano: “Celebrar a María, es celebrar a Cristo mismo, porque toda fiesta mariana tiene como centralidad el misterio de Cristo el Señor, Él es el centro de nuestra celebración”. Es un tiempo para bendecir a Dios porque al enviar a su Hijo quiso que se hiciera carne en el vientre de una mujer preservada del pecado, con su sí confiado abrió a la humanidad el horizonte de la salvación, y los hombres que anhelantes esperaban la llegada del Mesías, se regocijan al escuchar la respuesta de María al Ángel “he aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38).

En aquella promesa que desde antiguo había recibido el Pueblo de Israel (Cf Gn 3,15), ahora llega a su plenitud (Cf. Gal 4,4). Con esto podemos contemplar que María fue la primera en experimentar la ternura de Dios hecho hombre, la primera en vivir la fidelidad plena al proyecto de Dios hasta el extremo: hasta la cruz. En el canto del Magníficat Ella se alegra porque el Señor se ha dignado mirarla con misericordia, y sin merito suyo la eligió para ser la Madre del Salvador. También traemos a la memoria aquel bello texto de san Juan, cuando estando al pie de la Cruz, Jesús la entrega al discípulo amado como su madre (Cf. Jn 19,27), y a lo largo de la historia, la Iglesia ha experimentado la presencia maternal de María, verdaderamente ha sido una buen madre que se ha interesado por nosotros. Ella que desde aquel día cuando  el Ángel le anuncio la buena noticia no ha dejado de acompañar a ninguno de sus hijos, y un signo elocuente de esta actitud de María son las distintas apariciones que a lo largo de la historia hemos conocido;  por ello en este mes recordamos, la aparición de nuestra Señora de Fátima, que en a principios del siglo XX tuvo lugar en Portugal, en el contexto de la primera guerra mundial, con un mensaje de paz para sus hijos que estaban sufriendo por el egoísmo de los poderosos del mundo.

Ante esto hemos de darnos cuenta de una realidad, aunque con matices diferentes, sigue siendo actual, porque la avaricia de los hombres sigue haciendo daño a los más pequeños, a los más vulnerables.  Por esto hoy venimos a  rezar, con María, por nuestra humanidad afligida por tantas miserias y sufrimientos; porque seguramente nuestra madre que tanto ama a sus hijos intercederá por nosotros. Estamos ya en cien años de las apariciones de Fátima y alguien puede pensar que las profecías se han terminado, que es un acontecimiento del pasado y que no tiene nada que ver con el presente, pero  decía el Papa Benedicto XVI: “Se equivoca quien piensa que la misión profética de Fátima está acabada. Aquí resurge aquel plan de Dios que interpela a la humanidad desde sus inicios: “¿Dónde está Abel, tu hermano? La sangre de tu hermano me está gritando desde la tierra” (Gn 4,9). El hombre ha sido capaz de desencadenar una corriente de muerte y de terror, que no logra interrumpirla”. Encomendémonos siempre a nuestra Madre Santísima.

Que en este mes todas las madres de Guatemala busquen reproducir las virtudes de la Virgen María y sean siempre instrumentos del amor de Dios para con sus hijos; que sean siempre valientes en las adversidades y siempre firmes en su fe.

Mensajes y Homilías de  Mons. Oscar Julio Vian Morales , sdb


Audiencias del Santo Padre
MENSAJES DEL SANTO PADRE

Decretos emitidos por el señor Arzobispo

Ciudad de Guatemala, 5 de marzo de 2017. El señor Arzobispo ha nombrado como Asesor de la Asociación privada de fieles Misioneros de María y encontrando las cualidades requeridas en el señor Presbítero JOSÉ DAVID AJIN TUC. DECRETO 69-04-2017

 

Ciudad de Guatemala, 25 de Abril de 2017. El señor Arzobispo nombra Cura Párroco atendiendo las necesidades espirituales de la parroquia Jesús Resucitado Ubicada en la Colonia Villalobos II de la Zona 12 al señor Presbítero JOSÉ ALFREDO CONTRERAS ECHEVERRÍADECRETO 70-04-2017


 


Ciudad de Guatemala, 25 de Abril de 2017. El señor Arzobispo nombra Vicario Parroquial atendiendo las necesidades espirituales de la parroquia San Miguel Escobar, Ubicada en Ciudad Vieja, Sacatepéque al señor Presbítero DONG CHEL YOO (LINO). DECRETO 71-04-2017

Ciudad de Guatemala, 25 de Abril de 2017. El señor Arzobispo nombra Cura Párroco atendiendo las necesidades espirituales de la parroquia San Pedro y San Juan Bautista, Ubicada en San Pedro Las Huertas, Antigua Guatemala Sacatepéque al señor Presbítero Hyun Jin Kim (Tomás de Aquino)DECRETO 72-04-2017

 

Ciudad de Guatemala, 26 de Abril de 2017. El señor Arzobispo nombra Asesor Espiritual de la Asociación "VIDA ASCENDENTE" y Encontrando las cualidades requeridas al Reverendo Padre WILMO ARIEL CANDANEDO GUEVARRA, opDECRETO 73-04-2017